Suscribete a nuestro boletín

Recibe por correo electrónico todas las novedades sobre María José Celemín

Contacto

 

"Deslizándose por aquella canícula; sobre los maizales y el carrizo. Allí estaba Dios. El Dios que amanecía con ella. Y El que le hablaba a través de su padre: de la Naturaleza; de los árboles frutales; de la poda; de la recolección y el riego. De los valores. De la Honradez. De la Humildad. De la Bondad…. Era el Dios que vagaba discreto, como un rumor escondido. Oculto, pero real, serpenteando al compás de aquella bruma. Con un disfraz de media noche. Encarnando el propio río. Era el Dios de los Primeros Tiempos. De Los Primeros Amaneceres. De los Sueños Posibles y de las Utopías Realizables. El Dios del Amor. El de la Humanidad. El de lo Verdaderamente Humano. El de la Sensibilidad y la Ternura. El Dios de la Compasión. De los Afectos. De la Comprensión y de la Empatía. El Dios de la Ilusión. El de la Fuerza y el Coraje. El Dios de la Valentía. El Dios de la Espesura y de la Hermosura. El Dios de los Corazones. El de la Infancia…

            …Dios, enredado en aquella canícula, fue la primera experiencia de Victoria en el mundo. Aquella Inconsciente Felicidad. Los Primeros Amaneceres de la vida de un ser humano nacida en la Amorosa Naturaleza. Dios era toda aquella Belleza: los pájaros que besaban el cielo y hacían tartas en él; la canícula sobre los maizales; los carrizos reflejados en la superficie del río; la poda en invierno; el riego en verano; los abuelos, sus vacas, sus gallinas y sus rezos de rosario; la recogida de cerezas y ciruelas con Sebastián en el mes de julio y los guisos de Adela con las hortalizas de la huerta; el sol resplandeciente subido en la colina llamando a su ventana y el vergel de los manzanos; el manantial; el huerto; la fértil vega del río; y a la amorosa compañía del tierno Salvador.

            Todo aquello era Dios. Eran los tiempos en que Victoria confiaba en que, de mayor y pronto, el hambre en el mundo se pasaría y todo se arreglaría para bien porque para eso había Tanta Belleza y Tanto Amor. Era tan fácil. Porque por eso y para eso estaba allí Dios, el Dios Todopoderoso...

...El Dios del Amor...

…El Dios de las Praderas Verdes".

(Primer Capítulo, Primera Parte)

Lo que dicen de nosotros

Gracias a ti Mª José por unos días inolvidables en Beautiful Alamedas y el Festival Tres Culturas Castronuño, eres una mujer maravillosa, me ha encantado conocerte, tu entusiasmo, tus ganas de comerte el mundo, eres muy inspiradora!!!! Un abrazo enorme, espero verte pronto!
María José Celemín - Virginia Joëlle López Claessens - Opinión
Virginia Joëlle López Claessens

Bailarina y empresaria
Cia. Un Sol Traç
Ha participado en los espectáculos "Itimad" y "Auto Sufi Ciencia"

En la jornada del miércoles pudimos recorrer las múltiples facetas que Teresa ha inspirado a académicos de diversos campos. Ponencias como la del Dr. Hernando Uribe, profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia sobre “Las Moradas, un trato magistral de revelación y fe” o la propuesta más exótica y atrevida de la escritora María José Celemín sobre “Santa Teresa a la luz de los arquetipos femeninos griegos: Hestia, Afrodita y Atenea”, han sido de las más reconocidas por los asistentes.
María José Celemín - Fundación V Centenario - Opinión
Los que quieran encontrar un poco de paz en el mundo actual… pueden visitar Beautiful Alamedas y reconciliarse con el Universo.
María José Celemín -Pedro Burruezo - Opinión
Pedro Burruezo

Músico, cantante y compositor
Director de The Ecologist
Responsable de redacción y contenidos BioCultura

Me queda una inquietud y una curiosidad. Después de haber hecho este estudio tan hermoso, ¿qué ha pasado en usted como mujer?
María José Celemín - Lina María Adelaida Espinal Mejía - Opinión
Lina María Adelaida Espinal Mejía

LINA&ASOCIADOS cultura, desarrollo y bienestar SAS
Empresa dedicada al desarrollo del ser humano
Presentó en el Congreso Mundial Teresiano "Teresa de Jesús, Jardinera", "el alma es un jardín"