Suscribete a nuestro boletín

Recibe por correo electrónico todas las novedades sobre María José Celemín

La Baja Estima del pueblo castellano

Las Causas

  • Tras la Desamortización de Mendizábal, la incipiente burguesía se hizo con el control de los medios de producción y se hizo con el poder político.
  • Se consideraban superiores al conjunto de la población y, por ello, pensaban que eran los más capacitados para gestionar los asuntos públicos.
  • Entendieron la cosa pública y la relación administración y administrado como una responsabilidad exclusiva y asistencial de quien detenta el poder.
  • Continuaron una cultura de súbdito.
  • En este período de la Restauración, que comienza en el último cuarto del siglo XIX, los caciques fueron los intermediarios entre el parlamento y el pueblo y compraban los votos, a través de favores administrativos, para el partido al que pertenecían.
  • El Estado Liberal se fue implantando a lo largo del siglo XIX, sin embargo, en España, la sociedad sólo sabía comportarse según las tradicionales actitudes de sumisión y, aunque en el marco legal se había establecido igualdad teórica, las concepciones mentales propias del Antiguo Régimen pervivieron y facilitaron el sometimiento a las autoridades que se consideraban naturales dentro de la comunidad.
  • La presencia de aquellos caciques frenó la existencia de una cultura política verdaderamente participativa.
  • Aquellos caciques se convirtieron en los “nuevos señores”.
  • Los obreros debían aceptar la realidad confiando en la bondad y en los sentimientos caritativos de las élites dirigentes, que buscaron la docilidad de los comportamientos sociales.
  • En la conformación de aquella conciencia colectiva intervino la Iglesia Católica introduciendo una dimensión jerárquica del Universo y santificando la obediencia y la resignación.
  • Aquellas élites introdujeron un patriotismo exacerbado y acrítico, que presentaba cualquier protesta contra el poder establecido como una traición a la patria.
  • Se concibió a la nación como una gran familia, y a la monarquía y al catolicismo como elementos clave de la esencia nacional española.
  • Vincularon la tradición católica con los momentos de mayor esplendor de la patria dentro de una doctrina que cristalizó en el llamado “nacional-catolicismo”.

Extraído de la tesis doctoral "Élites castellanas de la Restauración - las grandes sagas familiares de Valladolid", del catedrático de Historia Contemporánea Pedro Carasa Soto.


 

  • Estos caciques y esta mentalidad caciquil pervive en las instituciones castellanas y españolas, entre otras razones, porque, generación tras generación, los descendientes de los caciques han seguido ocupando los puestos públicos.
  • Por otra parte, el pueblo castellano mantiene también la actitud de sumisión a estas autoridades, a quien todavía considera "las élites tradicionales contra las que no hay nada que hacer". Por lo tanto, parece que, aunque la transición a la democracia tuvo lugar en 1.978, los cambios sociales y mentales necesarios no han tenido lugar para una verdadera democracia.
  • Bajo estas circunstancias históricas se puede entender la pasividad del pueblo castellano.

Al pueblo castellano se le ha grabado a fuego en la mente (las torturas de la Inquisición) que es inferior. Se le ha torturado para declarar que perteneciera al pensamiento único de la doctrina del nacional-catolicismo y que perteneciera a esa "normalidad". Cuando las tallas de los escultores castellanos se han llevado a los museos del Reino Unido, los británicos se han horrorizado del grado de sadismo con el que las mismas fueron hechas para aterrorizar al pueblo castellano.

No existe entre la gente una retroalimentación positiva (“¡Lo has hecho bien!”) en el imaginario colectivo.

Por este motivo, la autoestima del pueblo castellano es muy baja y puede que sea una razón por las que la gente, en términos generales, no se atreva a emprender ya que es lo que pesa en el inconsciente colectivo.

Aún las clases populares y las medias quieren imitar el estilo de vida de las tradicionales élites (que son incapaces de dar una solución hasta que no sean capaces de abandonar sus antiguas prebendas)

La conclusión es que el pueblo castellano se halla atrapado en este contexto y no encuentra un modo de encontrar una identidad propia que dinamice la comunidad. 

La clase media está aún atrapada en imitar el estilo de las tradicionales clases dirigentes sin ser capaz de encontrar para ella misma una identidad real, un modo propio de vida, un estilo propio de hacer negocios, de vestir, y de crear una comunidad real, creativa y dinámica.

EL SANBENITO

El Santo Oficio colgaba el "Sanbenito" a quien se había atrevido a discrepar del pensamiento único y de los dogmas del catolicismo.

Esta “vergüenza” de discrepar ha determinado el subconsciente colectivo para no “atreverse a seguir la propia identidad individual” y hay un “recuerdo doloroso histórico” que no permite al individuo a seguir su “propio camino”, a emprender su propia empresa a través de la que desarrolle sus talentos.

Las torturas que el Santo Oficio implementó en el pueblo castellano quedaron grabadas a fuego en las mentes y siguen determinando los comportamientos actuales.

Los torturados tenían que declarar que “pertenecían a la normalidad”, “que eran normales” entendiéndose por “normal” aquel que no cuestionaba el sistema establecido.

LA BAJA ESTIMA DE LAS ÉLITES CASTELLANAS Y SUS COMPLEJOS HISTÓRICOS

Pese a todo, las élites castellanas nunca han sido un ejemplo para el pueblo castellano ya que ellas mismas han demostrado ser incapaces para hacer de Valladolid una ciudad naciente, dinámica y próspera.

Una inútil soberbia y arrogancia provenientes de la ridícula y arcaica idea (completamante pasada en los tiempos actuales) de la vinculación Iglesia-Estado con los Reyes Católicos, hace de estas élites un grupo de gente violento y rocambolesco incapaz de poder lidiar con otras partes de España prósperas y avanzadas o con otros países dinámicos, pacíficos y de mentalidad práctica.

El odio de las élites castellanas a los americanos proviene de la pérdida de Cuba y otras colonias a finales del siglo XIX, y el odio de las élites a los catalanes proviene de la envidia que estas élites castellanas sienten hacia la mentalidad más pragmática y dinámica del pueblo catalán.

Fueron incapaces de sacar adelante empresas que fundaron ellas mismas a finales del siglo XIX.

Ellas mismas están atrapadas en sus rígidos sistemas de creencias, que las impide evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos e ir al unísono con otros países europeos y otras partes de España.

Valladolid, una ciudad prácticamente muerta, y Castilla en general, está sumida en esta parálisis con la poca esperanza de un cambio ya que estas "élites" siguen, como Blanche de Beauvoir en "Un tranvía llamado deseo", con la idea de que son superiores.

En estas condiciones se desarrolla la misoginia hacia las mujeres, el odio que también las élites muestran hacia las mujeres brillantes que, obviamente, se ven obligadas a abandonar el propio lugar del que son originarias.

En las zonas rurales el desastre castellano es completo; la forma de vida es prácticamente primitiva y las poblaciones siguen rindiendo pleitesía a las autoridades que en su imaginario se ven representadas como las tradicionales; el peso del nacional-catolicismo y la Inqusición sigue estando de muchas maneras y de forma muy sutil, y de este salvajismo participan policía, guardia civil, abogados títeres y fiscales haciendo un cambio hacia la modernidad casi imposible.

Es la falta de inteligencia, de sensiblidad, de color, de alegría, de música, incluso hasta de estética física lo que les caracteriza a estas élites que, por estos motivos, podría ser que se aferraran a esa supuesta y ridícula idea de superioridad y como un modo de compensar y disfrazar el complejo que les supone ser lo que y quien realmente son. Lo que les lleva a tomar posiciones de violencia cuando ven que "alguien diferente" pueda convivir con ellos. Es esta razón, en último término, la que les lleva a "seguir llevando a cabo la diáspora"; el miedo horroroso que tienen a ser "tragadas", lo que deja a Valladolid como una ciudad gris, retrasada en la que uno siente que la energía está estancada y que "hay algo que no funciona"; es el peso de la Inquisición y el rechazo más radical a quien es de color y alegre.

Deberían hacer una reflexión realmente profunda de sí mismos, dejar de mirarse al ombligo, salir de su paletismo y de posiciones que revelan un gran inmadurez; deden despertar al mundo y a la realidad para tomar responsabilidad del daño que van causando al resto con sus conductas, y las consecuencias devastadoras de sus acciones.

Añadir nuevo comentario

Lo que dicen de nosotros

Gracias a ti Mª José por unos días inolvidables en Beautiful Alamedas y el Festival Tres Culturas Castronuño, eres una mujer maravillosa, me ha encantado conocerte, tu entusiasmo, tus ganas de comerte el mundo, eres muy inspiradora!!!! Un abrazo enorme, espero verte pronto!
María José Celemín - Virginia Joëlle López Claessens - Opinión
Virginia Joëlle López Claessens

Bailarina y empresaria
Cia. Un Sol Traç
Ha participado en los espectáculos "Itimad" y "Auto Sufi Ciencia"

En la jornada del miércoles pudimos recorrer las múltiples facetas que Teresa ha inspirado a académicos de diversos campos. Ponencias como la del Dr. Hernando Uribe, profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia sobre “Las Moradas, un trato magistral de revelación y fe” o la propuesta más exótica y atrevida de la escritora María José Celemín sobre “Santa Teresa a la luz de los arquetipos femeninos griegos: Hestia, Afrodita y Atenea”, han sido de las más reconocidas por los asistentes.
María José Celemín - Fundación V Centenario - Opinión
Los que quieran encontrar un poco de paz en el mundo actual… pueden visitar Beautiful Alamedas y reconciliarse con el Universo.
María José Celemín -Pedro Burruezo - Opinión
Pedro Burruezo

Músico, cantante y compositor
Director de The Ecologist
Responsable de redacción y contenidos BioCultura

Me queda una inquietud y una curiosidad. Después de haber hecho este estudio tan hermoso, ¿qué ha pasado en usted como mujer?
María José Celemín - Lina María Adelaida Espinal Mejía - Opinión
Lina María Adelaida Espinal Mejía

LINA&ASOCIADOS cultura, desarrollo y bienestar SAS
Empresa dedicada al desarrollo del ser humano
Presentó en el Congreso Mundial Teresiano "Teresa de Jesús, Jardinera", "el alma es un jardín"

Qué suerte haberte conocido, Mª José!!! Al leer e ir leyendo "El Dios de las Praderas verdes" aumenta la esperanza en mí. Sí La constancia en el esfuerzo cretivo y la belleza, ayudan a caminar hacia la circularidad y esa "Aldea global" en construcción. Al estar una semana en Beautiful Alamedas, se ve el inicio de un sueño que se hace realidad. Un abrazo Coonsuelo
Consuelo Amián Novales - El Dios de las Praderas Verdes - Casa Rural Beautiful Alamedas
Consuelo Amián Novales

Licenciada en Física de la Tierra

"Ejercí el magisterio en la escuela y hoy disfruto del júbilo y la experiencia que conlleva, no sin dificultades y momentos de angustia y dolor, esta tarea inmerecida. Ahora sigo cursando la asignatura - "Aprender a vivir""

"Tu proyecto requiere un esfuerzo enorme, una Fe enorme en uno mismo para poder sacar adelante una idea y hacerla fructificar. Seguro que hay otros discursos y relatos de eco-emprendedores que nos hablarán desde una perspectiva estrictamente empresarial. Valoro el coraje, la valentía de darse trabajo a sí mismos y luego generar trabajo para otros".
María José Celemín Villa del Libro Urueña
Pedro Mencía

Director de la Villa del Libro de Urueña